BDB AP Tarragona 43820/2001
Fecha: 15 de diciembre de 2001
Órgano: Audiencia Provincial de Tarragona
Sala: Sala de lo Penal, Sección 2
Ponente: RAFAEL ALBIAC GUIU
Sentencia: no disponible
Recurso: no disponible
Rollo: 1000 / 2001
Resumen:
Delitos de violencia habitual, amenazas, desobediencia, revelación de secretos y faltas de lesiones. Marido que ante la sospecha de infidelidad de su mujer la agrede en numerosas ocasiones incumpliendo la orden de alejamiento existente. Por otro lado aporta en el procedimiento judicial cartas personales dirigidas a su mujer.
Tesauro:
Penal: Delitos: Delito de Malos Tratos Familiares
Penal: Delitos: Delitos contra el Orden Público: Delito de Desobediencia o Resistencia a la Autoridad
Penal: Delitos: Delitos contra la Intimidad, el Derecho a la Propia Imagen y la Inviolabilidad del Domicilio: Delito de Descubrimiento y Revelación de la Intimidad Personal
Penal: Faltas: Faltas contra las Personas: Falta de Amenazas

En la ciudad de Tarragona, a quince de diciembre de dos mil uno.

Visto ante la Sección 2ª de esta Audiencia Provincial el recurso de apelación interpuesto por el condenado F.J.F.V. representado por el Procurador Sr Gracia y defendido por el Letrado Sr Fiamozzi, contra la sentencia dictada por el Juzgado de lo Penal n° 3 de Tarragona con fecha 19/10/01 en Procedimiento Abreviado seguido por los delitos de violencia habitual, amenazas, desobediencia, revelación de secretos y faltas de lesiones, en el que figura como acusado dicho apelante, siendo parte el Ministerio Fiscal y Acusador Particular M.R.G., representada por el procurador Sánchez Busquets y defendida por la letrada Sra. Palau. Ha sido Ponente el Ilmo. Sr. Magistrado D. Rafael Albiac Guiu.

Antecedentes de Hecho

ACEPTANDO los antecedentes de hecho de la sentencia recurrida; y

PRIMERO.- La sentencia recurrida declaró probados los hechos siguientes:

" UNICO.- El acusado, F.J.F.V., mayor de edad, sin antecedentes penales, casado con M.R.G., y ante el deterioro de la relación conyugal, realizó los siguientes hechos:

- El día 20 de julio de 2000, sobre las 2.00 horas, en el domicilio familiar sito en la C. XXX, s/n bloque 2, escalera 1,2° 2ª de Tarragona, inició una discusión al sospechar la infidelidad de su esposa, agrediéndola, ocasionándole contusiones con hematomas en brazos y piernas, que precisaron una primera asistencia, tardando en curar 4 días con impedimento parcial.

- El 28 de julio de 2000, M. acudió al Juzgado n° 9 de Tarragona, solicitando medidas provisionalísimas, que fueron acordadas por Auto de 10 de Agosto de 2000, en Autos 244/00.

- El día 31 de julio de 2000, estando M. en la XXX de Tarragona a la altura de Caixa Penedés, tuvo de nuevo lugar un incidente violento con el acusado, en el cual el acusado agredió a M. propinándole un bofetón y agarrándole fuertemente, causándole lesiones consistentes en contusiones y sabluxación mandibular izquierda, tardando en curar 10 días, 7 con incapacidad total y 3 parcial.

El 28 de agosto de 2000, el acusado, se dirigió a M., que se encontraba en su coche, insultándole llamándole "puta, que te quedan pocas horas de vida, te voy a matar", y luego la siguió desde los apartamentos XXX, en un vehículo, llegando a golpear con el mismo al vehículo de M. por detrás, causándole rayaduras. Posteriormente desapareció en una rotonda de la Pineda, dado que M. había avisado a la Guardia Civil.

- El acusado, de modo reiterado desde el inicial incidente del 20 de julio de 2000, ha llamado a M. por teléfono con frases amenazantes, al menos el 2.7.2000, 10.8.2000,4, 6 y 9 de septiembre de 2000, 16, 21 de diciembre de 2000 y 16,17.24 y 31 de enero de 2001, diciéndole: " Siempre te amargará la vida, siempre te seguiré donde estés, nunca estarás tranquila", " Zorra baja al portal, que te voy a matar", " Que le quedaban pocos días de vida, que se había comprado un arma, que la mataría a ella y a su compañero."

- El 23 de octubre de 2000, el Juzgado n° 4 de Tarragona, dictó un auto de alejamiento del acusado, ante el reiterado acoso personal y telefónico hacia M.R.G., acordándose la prohibición de aproximarse a menos de 300 metros del domicilio de M.R.G. sito en C. XXX, s/n bloque 2, escalera 1, 2° 21 Campo Claro de Tarragona, así como a su persona. Dicha medida fue incumplida por el acusado en distintas ocasiones, que sabía en todo momento cómo iba vestida y que hacía la Sra. R., así como efectuó diversas llamadas desde las dos cabinas telefónicas existentes a 20-30 metros del citado domicilio. Acudió al mismo además, en al menos una ocasión en que M. se lo encontró delante de la puerta cuando al mismo a buscar un ordenador.

Que como consecuencia de estos hechos y el miedo insuperable que sufría la Sra. R., solicitó ayuda y protección de las autoridades administrativas que le dieron refugio en una casa de acogida, ingresando en la misma el día 14 de febrero y permaneciendo en ella hasta el 19 de julio del presente año.

El acusado cogió asimismo, sin el consentimiento de M.R.G. y aportó a la causa judicial, dos cartas personales dirigidas a la misma y al domicilio conyugal. "

SEGUNDO.- Dicha sentencia contiene el siguiente Fallo:

" Que debo condenar y CONDENO a F.J.F.V., como autor criminalmente responsable de UN DELITO DE VIOLENCIA HABITUAL, DOS FALTAS DE LESIONES, UN DELITO CONTINUADO DE AMENAZAS NO CONDICIONALES, UN DELITO DE DESCUBRIMIENTO Y REVELACIÓN DE SECRETOS Y UN DELITO DE DESOBEDIENCIA A LA AUTORIDAD JUDICIAL, no concurriendo circunstancias modificativas de la responsabilidad criminal, a las siguientes penas:

* por el delito de violencia habitual: UN AÑO DE PRISION E INHABILITACION ESPECIAL PARA EL EJERCICIO DEL DERECHO DE SUFRAGIO PASIVO DURANTE EL TIEMPO DE LA CONDENA.

* por las dos faltas de lesiones: TRES ARRESTOS DE FIN DE SEMANA, por cada una de ellas.

* por el delito continuado de amenazas no condicionales: UN AÑO Y TRES MESES DE PRISION E INHABILITACION ESPECIAL PARA EL EJERCICIO DEL DERECHO DE SUFRAGIO PASIVO DURANTE EL TIEMPO DE LA CONDENA.

* por el delito de descubrimiento y revelación de secretos: UN AÑO DE PRISION E INHABILITACION ESPECIAL PARA EL EJERCICIO DEL DERECHO DE SUFRAGIO PASIVO DURANTE EL TIEMPO DE LA CONDENA Y MULTA DE 12 MESES CON UNA CUOTA DIARIA DE 500 PTAS. por un total de CIENTO OCHENTA MIL PESETAS (180.000.- ptas.), con 180 días de prisión en caso de impago o insolvencia.

* por el delito de desobediencia a la autoridad judicial SEIS MESES DE PRISION E INHABILITACION ESPECIAL PARA EL EJERCICIO DEL DERECHO DE SUFRAGIO PASIVO DURANTE EL TIEMPO DE LA CONDENA.

* PROHIBICION DE APROXIMACION Y COMUNICACION CON M.R.G. A MENOS DE 100 KILOMETROS DURANTE CUATRO AÑOS.

Indemnizará a M.R.G., en la cantidad de 150.000.- ptas, con los intereses legales del art. 576 de la LEC.

Asimismo lo condeno al pago de las costas procesales incluidas las de la acusación particular.

Para el cumplimiento de la pena impuesta al acusado, le será de abono el tiempo que haya estado privado de libertad por esta causa.

TERCERO.- Contra la mencionada sentencia se interpuso recurso de apelación por el condenado fundamentándolo en los motivos que constan en el escrito articulando el recurso.

CUARTO.- Admitido el recurso y dado traslado por diez días a las demás partes para que presentasen escritos de impugnación o adhesión, por el Ministerio Fiscal se solicita la confirmación de la Sentencia, con la excepción de sustituir la condena por delito de desobediencia del art. 556 del C.P. por la correspondiente al delito de quebrantamiento de condena del art. 468 de la misma ley.

El acusador Particular interesó igualmente la desestimación del Recurso.

HECHOS PROBADOS: SE ACEPTAN los hechos probados en la Sentencia apelada.

Fundamentos de Derecho

PRIMERO.- El art. 795 de la Lecrim expresa cómo debe formalizarse el recurso de apelación y el recurrente haciendo caso omiso de la estructura establecida por la norma, confunde cuestiones formales y de fondo, hasta el extremo de dificultar su compresión; la lectura del Suplico, como dice el Fiscal, arroja mayor confusión, porque pretende no sólo que se repongan las actuaciones al estado que tenían cuando se cometió la infracción sino también que "se dicte otra sentencia por la que se declare al acusado" ; por consecuencia ignoramos los motivos de impugnación de igual modo que lo pretendido.

SEGUNDO.- La inadmisión de la prueba testifical propuesta por la Defensa no causa nulidad de lo actuado, porque consistió en la declaración de varias personal mediante exhorto y su resultado incorporado al proceso como prueba documental, solicitud que además se hizo con el carácter de prueba preconstituida ; su manifiesta ilegalidad determinó que por Auto de 18 de julio 2001 se denegara lo propuesto; pese a esta resolución el defensor no propuso en el juicio oral la testifical antes inadmitida, pudiendo hacerlo; por consecuencia se trata de prueba no admitida por defectuosa proposición imputable exclusivamente a la parte recurrente y que esta no ejercitó su derecho a renovar la propuesta en el acto del juicio oral, hechos ambos que no vician lo actuado.

TERCERO.- La comisión del delito de descubrimiento de secretos del art. 197 del C.P., consta porque la víctima no consintió el apoderamiento de su correspondencia privada por el acusado y por que este incorporó indebidamente las cartas al proceso matrimonial con la finalidad de probar la infidelidad de su mujer y conseguir una resolución judicial favorable; es lógico afirmar que la esposa no autorizó lo que podía perjudicarle;. en este sentido declaró que las cartas las tenía ocultas por ser ella única destinataria y afectar a su intimidad.

CUARTO.- Finalmente, también apreciamos la comisión del delito de desobediencia del art. 556 del C.P. por incumplimiento de la orden judicial de alejamiento acordada por Auto de 23 de octubre de 2000, donde se prohibió al acusado el acercamiento al domicilio de su mujer a menos de 300 metros; igual que a su persona; la prueba testifical de M.S. y de la propia víctima tienen fuerza convincente y demuestran la inmediatez del acusado con el domicilio prohibido y con su mujer; la orden procedía de la Autoridad judicial y en concreto del Juzgado n° 4 de Tarragona dictada al amparo de lo dispuesto en el art. 13 de la Lecrim, para amparar a la víctima, especialmente destinada al acusado y conocida por éste; por consecuencia su incumplimiento constituye el delito imputado tal como razona la sentencia, cuyos argumentos damos aquí por reproducidos.

QUINTO.- De conformidad con lo dispuesto en el artículo 240 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal al desestimar la apelación, es procedente que se impongan las costas al recurrente.

VISTOS los preceptos citados y demás aplicables.

Fallo

DESESTIMAMOS el recurso de apelación interpuesto por el condenado F.J.F.V., contra la sentencia dictada el 19/10/01 por el Juzgado de lo Penal n° 3 de Tarragona cuya resolución confirmamos íntegramente, imponiendo al apelante las costas de esta segunda instancia, incluidas las del Acusador Particular.

La presente Sentencia es firme y no cabe contra ella recurso ordinario alguno.

Notifíquese a las partes y devuélvanse los autos al Juzgado de lo Penal n° 3 de Tarragona con testimonio de la presente resolución a los efectos oportunos.

Así por ésta, nuestra Sentencia, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.