BDB TSJ Castilla-La Mancha 48018/2000
Fecha: 19 de junio de 2000
Órgano: Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha
Sala: Sala de lo Social, Sección 1
Ponente: JESUS RENTERO JOVER
Sentencia: 760 / 2000
Recurso: 488 / 1999
Rollo: 488 / 1999
Resumen:
Derecho del actor a percibir los pluses de nocturnidad, festivos y domingos, correspondientes al periodo en que estuvo en situación de Incapacidad Temporal. Interpretación del contenido del artículo 42 del texto del Convenio Colectivo del Personal laboral de la Diputación de Albacete, que establece que, en los casos de enfermedad, como mejora de la Seguridad Social con cargo a la empresa, el trabajador percibirá el 100% de su salario real, mientras dure dicha baja. Artículo 26 del Estatuto de los Trabajadores. Si la finalidad del precepto es que el trabajador no sufra merma en su remuneración habitual, conforme a sus particulares circunstancias laborales y al detalle convencional de sus diversos conceptos (artículo 26,3 ET), parece también evidente que no deba ser descontada, a los efectos de alcanzar el 100% convencionalmente acordado, ninguna de sus personales partidas retributivas.

En Albacete, a diecinueve de junio de dos mil.

La Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha, compuesta por los Iltmos. Sres. Magistrados citados al margen, y

EN NOMBRE DEL REY

ha dictado la siguiente

SENTENCIA Nº 760

En el Recurso de Suplicación número 488/99, interpuesto por la EXCMA. DIPUTACION PROVINCIAL DE ALBACETE, contra la Sentencia dictada por el Juzgado de lo Social número DOS de Albacete, de fecha 27 de Febrero de 1.999, en los autos número 643/98, sobre Cantidad, siendo recurrido D. Íñigo .

Es Ponente el Iltmo. Sr. Magistrado D. Jesús Rentero Jover.

ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO.- Que la Sentencia recurrida dice en su parte dispositiva: "FALLO: Que estimando parcialmente la demanda formulada por D. Íñigo , debo declarar y declaro el derecho de la actor a percibir los pluses de nocturnidad, festivos y domingos, correspondientes al periodo en que estuvo en situación de Incapacidad Temporal, entre el 5 de Mayo de 1997 al 30 de Abril de 1998, por lo que debo condenar y condeno a la Diputación Provincial de Albacete a estar y pasar por ésta Resolución y al abono al por dichos conceptos y conforme a los fundamentos jurídicos de ésta Resolución, la cantidad de Cuatrocientas veintidos mil novecientas cuarenta pesetas.".

SEGUNDO.- Que, en dicha Sentencia se declaran probados los siguientes Hechos:

"PRIMERO.- El actor presta servicios por cuenta y orden de la demandada, con la categoría de médico y en el Servicio de Hospitalización, con antigüedad de 20 de Octubre de 1.989 y salario según Convenio.- SEGUNDO.- El actor percibió las siguientes cantidades por los conceptos de domingos, festivos y horas nocturnas:.- Durante el año 1.996; en Mayo, 6.722 pesetas, por horas nocturnas; en Junio, por Domingos 6.900, por Festivos 2.300 pesetas y por Horas Nocturnas 40.330 pesetas; Agosto, por Domingos 11.500 pesetas, Festivos 2.300 pesetas y horas nocturnas 73.938 pesetas Octubre, Domingos 2.300, y por Horas Nocturnas, 20.165 pesetas; en Noviembre, Domingos, 4.600 pesetas y por Horas Nocturnas, 26.886 pesetas; en Diciembre, Domingos, 4.600 pts, y por Horas Nocturnas, 47.051 pesetas. Durante el año 1.997, en Enero, Domingos 4.600 pesetas, por Festivos 2.390 pesetas y por Horas Nocturnas, 20.165 pesetas; en Febrero, Domingos, 9.200 pesetas, y por Horas Nocturnas, 60.494 pesetas; en Marzo, Domingos, 6.900 pesetas, y por Horas Nocturnas, 33.608 pesetas y en Abril Domingos, 2.300 pesetas, por Festivos, 6.900 pesetas y por Horas Nocturnas, 26.886 pesetas. Por lo que el actor durante el año inmediatamente anterior al inicio de incapacidad temporal percibió una media de, 4.408 pesetas mensuales por Domingos, 1.150 pesetas por Festivos pesetas y 29.687 pesetas por Horas Nocturnas.- TERCERO.- El actor se situó en Incapacidad Temporal el día 5 de Mayo de 1997 siendo alta el 30 de Abril de 1998.- CUARTO.- El actor reclama en su demanda que se le abone el plus de nocturnidad, festivos y domingos, correspondientes a los días en que estuvo de baja por Incapacidad temporal, que consta en el hecho probado anterior y que cuantifica en 572.272 pesetas.- QUINTO.- El articulo 42 del Convenio Colectivo del Personal Laboral de la Diputación Provincial de Albacete, establece que en los casos de enfermedad, el trabajador percibirá el 100% de su salario real, mientras dicha baja se mantenga. Dicho Convenio regula los conceptos retributivos en los artículos 29 y siguientes.- SEXTO.- Formulada reclamación previa, por la Diputación Provincial de Albacete, con fecha 28 de Agosto de 1998, se dictó Resolución desestimando la pretensión, quedando extinguida la vía administrativa de impugnación.".

TERCERO.- Que, en tiempo y forma, por la parte demandada, se formuló Recurso de Suplicación contra la anterior Sentencia, en base a los motivos que en el mismo constan.

Dicho Recurso ha sido impugnado de contrario.

Elevadas las actuaciones a este Tribunal, se dispuso el pase al Ponente para su examen y resolución.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO.- Contra la Sentencia del Juzgado de lo Social de procedencia, recaída resolviendo reclamación sobre cantidad, la representación pública de la empleadora recurrente, tras la pertinente cita de las adecuadas indicaciones de carácter procesal, formaliza su escrito de Suplicación a través de dos motivos de recurso, ambos dedicados al examen del derecho aplicado, y mediante los que realiza denuncia de infracción del artículo 26 del Estatuto de los Trabajadores, de los artículos 8 y 58 del Convenio Colectivo aplicable, así como de los artículos 82,1 y 91,2º del citado Estatuto laboral, lo que es impugnado de contrario por la representación letrada del trabajador demandante.

SEGUNDO.- La cuestión a dilucidar en la presente controversia, sobre cuyos aspectos fácticos no se hace cuestión por la empleadora pública recurrente, es la interpretación del contenido del artículo 42 del texto del Convenio Colectivo del Personal laboral de la Diputación de Albacete, que establece que, en los casos de enfermedad, como mejora de la Seguridad Social con cargo a la empresa, el trabajador percibirá el 100% de su salario real, mientras dure dicha baja. Y más en concreto, respecto a si deben o no incluirse, a estos efectos, dentro del concepto de "salario real", determinadas partidas retributivas, tales como las correspondientes a los pluses de nocturnidad, festivos y domingos.

Como señala la Sentencia recurrida, de acuerdo con el artículo 26 del Estatuto de los Trabajadores, precepto de índole general que sirve de adecuada referencia para una interpretación conceptual, en caso de laguna en la regulación particular, se considerará salario la totalidad de las percepciones económicas de los trabajadores, en dinero o en especie, por la prestación profesional de los servicios laborales por cuenta ajena, ya retribuyan el trabajo efectivo, cualquiera que sea la forma de remuneración, o los períodos de descanso computables como de trabajo, y ello, por encima de cual sea su denominación (STS de 4-83). Pues bien, atendiendo al engarce de ambos preceptos, y a que el convencional no excluye a concepto retributivo de clase alguna, sea personal o de puesto de trabajo, sino que, antes al contrario, parece tener una clara vocación expansiva, de generalidad de todos ellos, cuando alude concretamente a "salario real", es decir, a aquel que de modo efectivo se percibe en cada caso por un concreto trabajador, en atención por tanto a la totalidad de las circunstancias personales y de puesto de trabajo concurrentes en el mismo, parece claro que, como entendió el juzgador de instancia, no existe argumento para excluir las cantidades que el demandante percibe por los pluses mencionados, de claro contenido salarial, y que formen parte, evidentemente, del que es su individual y personal salario real; del que solamente podría discutirse la exclusión de alguna partida absolutamente excepcional. Por otra parte, si la finalidad del precepto es que el trabajador no sufra merma en su remuneración habitual, conforme a sus particulares circunstancias laborales y al detalle convencional de sus diversos conceptos (artículo 26,3 ET), parece también evidente que no deba ser descontada, a los efectos de alcanzar el 100% convencionalmente acordado, ninguna de sus personales partidas retributivas. Desde esta perspectiva, debe ser confirmada la decisión de instancia, por desestimarse el primer motivo del recurso formalizado.

TERCERO.- Finalmente, y dando así contestación al otro motivo del recurso, no tiene nada que ver lo que se reclama, mera cuestión de índole salarial relacionada con una mejora concretada en un precepto existente en el Convenio Colectivo, con la posibilidad que establece el mismo pacto colectivo, en su artículo 8º, de la creación de una Comisión Negociadora sobre la relación de puestos de trabajo, que no es, se insiste, la cuestión objeto de controversia, ni tampoco respecto a la modificación de las condiciones económicas o funcionales, que tampoco es el motivo objeto del litigio. Tampoco tiene relación con lo que se plantea en el caso por el demandante, se insiste, una mera cuestión de reclamación de diferencias salariales, enmarcada en una diferente interpretación del alcance de un precepto existente, el que el artículo 58 de la citada norma colectiva aluda a la constitución de una Mesa Negociadora, entre la empleadora y representantes de las organizaciones sindicales con representación en la Junta de Personal y Comité de Empresa, sobre una diversidad de materias, con la finalidad de negociar sobre las mismas (de índole económica, de prestación de servicios, sindical o asistencial, u otras que se incluyan en el convenio). Pues pretender que se debe pasar previamente por dicha Comisión negociadora toda reclamación individual, implicaría constreñir el derecho a la tutela judicial del trabajador afectado, lo que contraría el tenor del artículo 24,1 del texto constitucional. Y además, no es lo que establecen los preceptos convencionales señalados. Máxime, como indica la parte impugnante del recurso, teniendo en cuenta que dicha Comisión solamente se reúne por decisión únicamente de la propia Corporación recurrente, o por requerirlo todas las organizaciones Sindicales presentes en la misma "por acuerdo entre estas y aquella" (artículo 58 del Convenio), lo que comporta que ni siquiera se arbitra un cauce de acceso a la misma para los trabajadores individualmente considerados.

En consecuencia, procede que, con desestimación también de este segundo motivo formalizado, y por ende, del recurso en su totalidad, se deba confirmar la Sentencia de instancia.

CUARTO.- De conformidad con lo que se establece en el artículo 233,1 de la vigente ley procesal laboral de 7-4-95, tal y como ha sido interpretado jurisprudencialmente el alcance de dicho precepto en relación con la Administración (STS de 2-11-93), procede la expresa imposición de condena en las Costas del recurso a la empleadora pública vencida en el mismo (Sentencias del Tribunal Supremo de 2-11-93, 26-11-93, 18-5-94 o 29-9-94), que deben comprender el pago de la Minuta de los Honorarios del Letrado de la parte impugnante, en la cuantía que por esta Sala, prudencialmente, se señalará en la parte dispositiva de esta resolución judicial.

FALLAMOS

Que con desestimación del recurso formalizado por la EXCMA. DIPUTACION PROVINCIAL DE ALBACETE, contra la Sentencia dictada por el Juzgado de lo Social número DOS de Albacete, de fecha 27 de Febrero de 1.999, en los autos número 643/98, sobre Cantidad, procede su íntegra confirmación, con condena en Costas a la parte recurrente vencida en el mismo, comprensivas de la Minuta de Honorarios del Letrado de la parte impugnante, en cuantía de 45.000 (CUARENTA Y CINCO MIL) pesetas.

Notifíquese la presente resolución a las partes y a la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha (Albacete), haciéndoles saber que contra la misma únicamente cabe RECURSO DE CASACION PARA LA UNIFICACION DE DOCTRINA, que se preparará por escrito ante esta Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Castilla La Mancha (Albacete), dentro de los DIEZ DIAS siguientes a la notificación de la Sentencia, de acuerdo con lo dispuesto en los artículos 219 y 228 de la Ley de Procedimiento Laboral. La consignación del importe de la condena deberá acreditarse, cuando proceda, por la parte recurrente que no goce del beneficio de justicia gratuita ante esta Sala al tiempo de preparar el Recurso presentando resguardo acreditativo de haberla efectuado en la Cuenta Corriente nº 0044 0000 66 0488 99, que esta Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha (Albacete) tiene abierta en el BANCO BILBAO-VIZCAYA, Oficina número 1914, sita en la calle Martínez Villena, número 13, de Albacete, pudiéndose sustituir dicha consignación en metálico por el aseguramiento mediante aval bancario en el que se hará constar la responsabilidad solidaria del avalista, debiendo igualmente la parte recurrente, que no ostente la condición de trabajador o causahabiente suyo, o beneficiario del régimen público de la Seguridad Social, o se trate del Ministerio Fiscal, Estado, las Comunidades Autónomas, las Entidades Locales, los Organismos dependientes de todas ellas y quienes tuvieren reconocido el beneficio de justicia gratuita, consignar como depósito la cantidad de CINCUENTA MIL PESETAS (50.000 PESETAS), que deberá ingresar en la Cuenta número 2410 del BANCO BILBAO-VIZCAYA, Sucursal de la calle Génova, 17 (clave oficina 4043) de Madrid, que tiene abierta la Sala IV de lo Social del Tribunal Supremo, debiendo hacer entrega del resguardo acreditativo en la Secretaría de dicha Sala IV del Tribunal Supremo al tiempo de personarse en ella.

Expídanse las Certificaciones oportunas para su unión a los autos y al rollo de su razón, incorporándose el original al correspondiente Libro de Sentencias.

Así por esta nuestra Sentencia, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.

PUBLICACIÓN.- Leída y publicada fue la anterior Sentencia en el día de su fecha por el Iltmo. Sr. Magistrado-Ponente que la suscribe en la Sala de Audiencias de este Tribunal. Doy fe.