BDB TSJ Cataluña 13846/2008
Fecha: 17 de marzo de 2008
Órgano: Tribunal Superior de Justicia de Cataluña
Sala: Sala de lo Social, Sección 1
Ponente: ASCENSION SOLE PUIG
Sentencia: 2451 / 2008
Recurso: 8783 / 2006
Rollo: 8783 / 2006
Resumen:
Reclamación de prestación de incapacidad temporal. Requisito de reclamación previa en caso de prestaciones derivadas de accidente de trabajo. Flexibilidad en la interpretación de los preceptos en los que se contiene tal exigencia para tenerla por efectivamente cumplida en todos aquellos supuestos en los que la finalidad a la que responde su exigencia en esta materia se haya alcanzado aun cuando no se hubiere formalmente interpuesto la reclamación previa. Retroacción de actuaciones.

Barcelona, 17 de març de 2008

La Sala Social del Tribunal Superior de Justícia de Catalunya, formada pels magistrats esmentats més amunt,

EN NOM DEL REI

ha dictat la següent

SENTÈNCIA NÚM. 2451/2008

En el recurs de suplicació interposat per Santiago a la sentència del Jutjat Social 1 Lleida de data 24 de juliol de 2006 dictada en el procediment núm. 889/2004 en el qual s'ha recorregut contra la part I.N.S.S. LL, T.G.S.S LL., MUTUA FREMAP i

ANTECEDENTS DE FET

Primer. En data 8 de novembre de 2004 va arribar al Jutjat Social esmentat una demanda sobre Seguretat Social en general, en la qual l'actor al.lega els fets i fonaments de dret que va considerar procedents i acabava demanant que es dictés una sentència d'acord amb el que es demanava. Admesa la demanda a tràmit i celebrat el judici, es va dictar la sentència en data 24 de juliol de 2006, que contenia la decisió següent:

"Que desestimando la demanda interpuesta por D. Santiago en reclamación de prestación de IT contra Juan Manuel , contra MUTUA FREMAP y contra el INSS y la TGSS, debo absolver y absuelvo a los demandados de los pedimentos de la demanda formulada en su contra."

Segon. En aquesta sentència es declaren com a provats els fets següents:

PRIMERO. El demandante, D. Santiago , afiliado al Régimen General de la Seguridad Social con el nº NUM000 , prestó servicios como peón para Juan Manuel desde el 8-3-04 hasta el 25-6-04, en el sector de la construcción. SEGUNDO. La empresa tenía cubiertas las contingencias profesionales de sus trabajadores con la Mutua FREMAP.

TERCERO. El 29-3-04 el demandante sufrió un accidente mientras prestaba servicios para la empresa demandada.

CUARTO. El mismo día 29-3-04 los servicios médicos de FREMAP extendieron parte de baja por accidente de trabajo, con diagnóstico de "fractura-luxación de húmero cerrada".

QUINTO. La empresa demandada se ha deducido de los boletines de cotización la prestación de IT por la baja del actor desde el 29-3-04 hasta el 25-6-04.

SEXTO. A partir de la extinción del contrato con la empresa demandada (25-6-04), el actor ha percibido la prestación de IT de la Mutua FREMAP.

SÉPTIMO. El demandante reclama la cantidad de 2.174,17 euros en concepto de prestación de IT correspondiente al 30 y 31 de marzo, Abril, Mayo y hasta el 25 de Junio de 2.004, según detalle de la demanda que se da por reproducido y probado.

OCTAVO. El actor no ha reclamado a FREMAP durante el período litigioso el anticipo de la prestación de IT.

NOVENO. La forma habitual de pagar las nóminas la empresa al demandante era en mano y en casa del empresario.

DÉCIMO. El 9-8-04 la empresa demandada entregó a la Mutua una carta con el siguiente contenido: "Que ha pagado las nóminas correspondientes al período de 29/03/04 a 25/06/04 señor Santiago . Que en el momento de hacer efectivo el pago, señor Santiago no ha firmado las nóminas, ya que no estaban aún disponibles, y quedando para días posteriores para firmar, éste ya no se ha presentado".

UNDÉCIMO. La base reguladora de la prestación de IT asciende a 29,95 euros diarios.

DUODÉCIMO. La empresa demandada está al corriente en el cumplimiento de sus obligaciones de Seguridad Social y en el pago de cuotas a la Mutua.

DECIMOTERCERO. El actor presentó papeleta de conciliación contra la empresa, celebrándose el acto con el resultado de "intentado sin efecto". No ha presentado reclamación previa ante la Mutua ni ante INSS y TGSS.

Tercer. Contra aquesta sentència la part ACTORA va interposar un recurs de suplicació, que va formalitzar dins del termini. Es va donar trasllat a la part contrària, QUE EL VA IMPUGNAR EN FORMA MUTUA FREMAP. Es van elevar les actuacions a aquest Tribunal i es va formar aquest rotlle.

FONAMENTS DE DRET

Primer.- La part demandant planteja recurs de suplicació contra la Sentència que sense entrar a decidir sobre el fons desestima la demanda en reclamació de prestacions d'incapacitat temporal derivada d'accident de treball per manca de reclamació prèvia, i absol la part demandada. L'objecte del recurs és reposar les actuacions al moment en què es trobaven al moment d'haver-se infringit normes o garanties del procediment que hagin produït indefensió, en empara en l' article 191 a) de la Llei de Procediment Laboral, el Text Refós de la qual va ser aprovat pel Reial Decret Legislatiu 2/1995 de 7 d'abril .

Segon.- Qui recorre denúncia la infracció per no aplicació de l' article núm. 139 de la Llei de Procediment Laboral en relació amb l'article núm. 24 de la Constitució Espanyola, perquè el jutjat social havia de corregir el defecte de la no presentació de la reclamació prèvia establerta en l'article núm. 71 de la norma processal, que no va fer. En el moment del judici en adornar-se'n del defecte per manifestacions de la Mútua demandada, el jutjat social havia d'haver suspès el judici per a possibilitar a la recurrent procedir a aquest tràmit en el seu cas. També denuncia la infracció de l' article núm. 215 de la Llei d'Enjudiciament Civil en relació amb la vulneració de la tutela judicial efectiva, perquè considera que la sentència havia d'haver entrat a resoldre la demanda respecte de l'empresari i dels responsables subsidiaris. Conclou que s'ha d'anul lar la sentència per a corregir el defecte i resoldre la instància sobre el fons de la controvèrsia.

Tercer.- La Sala IV del Tribunal Suprem ha establert (Sentencies de 1 desembre 1987 [RJ 1987\8804], 28 maig 1990 [RJ 1990 \4510] y 9 d'abril 1991 [RJ 1991\3257]) un criteri general clarament restrictiu sobre la declaració de la nul litat d'actuacions en atendre el caràcter instrumental de les formes i les conseqüències negatives d'aquesta decisió sobre el procés. En el mateix sentit la Sala IV del Tribunal Suprem ha establert també (Sentència de 10 d'abril 1990 [RJ 1990\3452 ]) que «es constante doctrina de la Sala la que afirma que la nulidad de las resoluciones judiciales es una medida excepcional que, por sus negativas consecuencias sobre el proceso, ha de limitarse a los supuestos legalmente tipificados en el art. 238 de la Ley Orgánica del Poder Judicial y a los vicios formales especialmente cualificados que menciona el núm. 1 del art. 240 de dicha Ley respecto de los que no pueda operar la subsanación prevista en el núm. 2 de este último artículo, sin que en ningún caso irregularidades formales carentes de auténtica proyección invalidante, al no impedir que el acto alcance su fin ni generar indefensión, puedan justificar la adopción de tal medida con infracción del principio de economía procesal». (En sentit anàleg, Sentència de la Sala IV del Tribunal Suprem de 2 de març 1992 [RJ 1992\1611]). La Sala IV del Tribunal Suprem (Sentència de 30 d'octubre 1991 [RJ 1991\7680]) ha establert els criteris següents: «1) La anulación de sentencia es un remedio último y excepcional al que sólo cabe acudir cuando el Tribunal que conoce del recurso no pueda prácticamente adoptar una decisión correcta de la controversia planteada (entre otras muchas Sentencias, las de 20 abril y 16 mayo 1988 [RJ 1988\2996 y RJ 1988\3625 ]",i que "la resolución anulatoria requiere además, para considerarse ajustada a derecho, que la causa de la insuficiencia no sea imputable a la parte (entre otras, S. 5 junio 1982, que también figura en el rollo), o no haya podido ser subsanada por una u otra vía (S. 17 octubre 1989 [RJ 1989\7281])».. Per altra banda el Tribunal Constitucional ha establert que «para que las irregularidades procesales produzcan el radical efecto de la nulidad de actuaciones es preciso que, como señala el Ministerio Fiscal en sus alegaciones, la indefensión que produzcan ha de ser material y efectiva y no simplemente posible». (Interlocutòria del Tribunal Constitucional de 15 de gener de 1996 [RTC 1996\3 ]); nul litat que comporta la indefensió material i no merament formal atès «que el citado defecto haya causado un perjuicio real y efectivo para el demandado en sus posibilidades de defensa (SSTC 43/1989 [RTC 1989 \43], 101/1991 [RTC 1990\101], 6/1992 [ RTC 1992\6] y 105/1995 [RTC 1995\105], entre otras). Doncs be, atenent l'esmentada doctrina, tan del Tribunal Suprem com del Tribunal Constitucional, per a determinar la nul litat d'alguna o algunes actuacions processals ha d'existir una irregularitat processal que ocasioni indefensió material a la part.

En el cas que es debat no s'ha entrat a conèixer el fons de la controvèrsia perquè la sentència de la instància observa defecte formal obstatiu d'entrar a resoldre sobre el fons de la controvèrsia, pel fet de no haver presentat la part demandant la preceptiva reclamació prèvia que preveu l' article núm. 71 de la Llei de Procediment Laboral en reclamacions en matèria de prestacions de seguretat social davant l'ens gestor o Tresoreria General de la Seguretat Social.

Quart.- Sobre l'exigència del requisit de reclamació prèvia en cas de prestacions derivades d'accident de treball, la Sala Social del Tribunal Suprem ja es va pronunciar en STS de 18 de març de 1997, Rec. 2885/1996 que en cita d'anteriors (STS de 14 d'octubre de 1993 Rec. 3965/1992, entre d'altres) en el sentit de què s'ha de partir de que en la Llei de Procediment Laboral vigent des de 1995 s'estableix amb caràcter general que "será requisito necesario para formular demanda en materia de Seguridad Social que los interesados interpongan reclamación previa ante la Entidad Gestora o la Tesorería General de la Seguridad Social, (art. 71.1), la que regula en sus artículos 71, 72 y 73, así como específicamente en la modalidad procesal de Seguridad Social en el artículo 139, disponiéndose en este último precepto que «en las demandas formuladas en materia de Seguridad Social contra las Entidades Gestoras o Servicios Comunes, incluidas aquellas en las que se invoque la lesión de un derecho fundamental, se acreditará haber cumplido el trámite de la reclamación previa regulado en el artículo 71 de esta Ley» y que «en caso de omitirse, el Juez dispondrá que se subsane el defecto en el plazo de cuatro días y transcurrido éste sin hacerlo, ordenará el archivo de la demanda sin más trámite». Se exige, pues, sin expresas excepciones, la reclamación previa frente al INSS y, en su caso, la TGSS, aun en materias como las derivadas de accidentes de trabajo o enfermedades profesionales, en las que, como regla, tales Entidades destinatarias de la reclamación carecen de responsabilidad directa, aunque dada la competencia de las Direcciones Provinciales del INSS para efectuar las declaraciones procedentes pueden revisar su inicial resolución; competencia de la que carecen cuando se reclamen subsidios de incapacidad temporal, en que, como destaca la doctrina, se conceden o deniegan, en su caso, por la Mutua de Accidentes de Trabajo y Enfermedades Profesionales de la Seguridad Social, al no ser menester una resolución de la Administración de la Seguridad Social acordando su pago." En aquest sentit hem de concloure que la reclamació prèvia a l'Institut Nacional de la Seguretat Social i a la Tresoreria General de la Seguretat Social no era necessària.

Respecte a la finalitat de la reclamació prèvia la sentència diu: "3er. FD. No existe problema en orden a declarar la flexibilidad en la exigencia del requisito preprocesal ahora cuestionado, pues la referida generalidad en la necesariedad del previo planteamiento de la reclamación previa, como se interpreta también en relación con los restantes actos procesales o preprocesales, no debe comportar un excesivo rigor formal en la exigencia de sus específicos requisitos siempre que efectivamente de su irregularidad o ausencia no se haya producido indefensión (arg. «ex» art. 238.3 LOPJ ). En este sentido, es ya reiterada la jurisprudencia, tanto de esta Sala como del Tribunal Constitucional, interpretando la exigencia de este requisito con flexibilidad y posibilitando sin rigidez su subsanación. Destaquemos, por una parte, entre otras, las SSTS/IV 30 mayo 1991 (RJ 1991\3928) (Recurso 1169/1990) y 30 marzo 1992 (RJ 1992\1887) (1233/1991) que ha declarado que aun cuando la demanda se pudiera haber presentado antes de un mes contado a partir de la presentación de la reclamación previa, plazo preciso para entenderla denegada por silencio, la finalidad a que responde su exigencia se cumple siempre que el juicio tenga lugar después de superado dicho plazo; y, por otra parte, en la jurisprudencia constitucional se ha afirmado que se trata de un requisito procesal encuadrable entre los que son subsanables a instancia del órgano judicial y que es, además, subsanable por el transcurso del tiempo, argumentándose que «el presupuesto procesal de la reclamación administrativa previa a que se refiere el art. 145 de la Ley de Procedimiento Administrativo (RCL 1958\1258, 1469, 1504; RCL 1959\585 y NDL 24708) (actualmente art. 120 de la vigente Ley de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común, de 1992 [RCL 1992\2512, 2775 y RCL 1993\246]) fue materialmente subsanado por el transcurso del tiempo, siendo por ello irrazonable conceder a la Administración, para que se pronuncie sobre la reclamación planteada, un tiempo que ya tuvo, y que utilizó con su silencio, para pronunciarse en sentido negativo, como así confirmó en el momento del juicio al oponerse a la demanda» (entre otras, SSTC 120/1993, de 19 abril [RTC 1993\120], 122/1993, de 19 abril [RTC 1993\122] y 144/1993, de 26 abril [RTC 1993 \144]). En relación, también, a presupuestos preprocesales similares al ahora cuestionado,... en especial la STC Pleno 76/1996, de 30 abril (RTC 1996\76)... ha declarado que en orden a la interpretación de las normas procesales «el principio de interpretación conforme a la Constitución de todo el ordenamiento jurídico, reclama, en lo que ahora nos importa, la necesidad de interpretar las normas procesales en el sentido más favorable a la efectividad del derecho a la tutela judicial efectiva (STC 90/1986 [RTC 1986\90]), muy especialmente cuando esté en juego no el acceso a los recursos sino el acceso a la jurisdicción (SSTC 37/1995 [RTC 1995\37] y 55/1995 [RTC 1995\55]), para permitir así un pronunciamiento judicial sobre el fondo del asunto, contenido propio y normal de aquel derecho (STC 40/1996 [RTC 1996\40) al proyectarse sobre los actos de la Administración, integra más específicamente el derecho de los administrados a que el Juez enjuicie los actos administrativos que les afectan ( art. 24.1 CE [RCL 1978\2836 y ApNDL 2875]) ( art. 106.1 CE ), esto es, su sometimiento pleno a la Ley y al Derecho ( art. 103.1 CE ), lo que constituye la culminación del sistema de derechos y garantías característico del Estado de Derecho (STC 294/1994 [RTC 1994\294])».

També fa referència en el 4rt. FD a l'absència de reclamació com en el cas present: "El problema interpretativo surge si lo que se pretende es determinar la posible inexigibilidad del requisito de la interposición de la reclamación previa ante la Entidad Gestora o la Tesorería General de la Seguridad Social para formular demanda en materia de Seguridad Social y en cuestiones relativas a accidentes de trabajo cuando, dada la relación de aseguramiento, la declaración o prestación cuestionada no pueda ser concedida o denegada directamente por las entidades referidas. .../... debe tenerse en cuenta fundamentalmente la concreta finalidad del discutido requisito preprocesal de la reclamación previa. En este aspecto la jurisprudencia constitucional ha establecido: a) La compatibilidad con el derecho a la tutela judicial efectiva de la exigencia de trámites previos al proceso, como son los de conciliación o de reclamación administrativa previa (entre otras, SSTC 60/1989 [RTC 1989\60], 162/1989 [RTC 1989 \162] y 217/1991, de 14 noviembre [RTC 1991\217]). Lo que se fundamenta «de un lado, porque en ningún caso excluyen el conocimiento jurisdiccional de la cuestión controvertida, ya que únicamente suponen un aplazamiento de la intervención de los órganos judiciales; y, de otro, porque son trámites proporcionados y justificados, ya que su fin no es otro que procurar una solución extraprocesal de la controversia, lo cual resulta beneficioso tanto para las partes, que pueden resolver así de forma más rápida y acomodada a sus intereses el problema, como para el desenvolvimiento del sistema judicial en su conjunto que ve aliviada su carga de trabajo» (STC 217/1991). b) En concreto, con relación a la exigencia de reclamación previa en la vía administrativa se afirma que «es, sin duda, un legítimo requisito exigido por el legislador, no contrario al art. 24 CE » (entre otras, SSTC 21/1986 [RTC 1986\21], 60/1989, 162/1989, 217/1991 y 120/1993, de 19 abril), pero añadiendo que «su finalidad es poner en conocimiento del órgano administrativo el contenido y fundamento de la pretensión formulada y darle ocasión de resolver directamente el litigio, evitando así la necesidad de acudir a la jurisdicción» (entre otras, SSTC 60/1989, 120/1993, 122/1993, de 19 abril, 144/1993, de 26 abril y 191/1993, de 14 junio [RTC 1993\191]), o, en otros términos, que la reclamación administrativa previa «encuentra su justificación en la conveniencia de dar a la Administración las oportunidad de conocer las pretensiones de sus trabajadores antes de que acudan a la jurisdicción y de evitar así el planteamiento de litigios o conflictos ante los Tribunales» (STC 122/1993). Por esta Sala de lo Social también se ha venido sustentando, en concordancia con la referida doctrina constitucional, como recuerda la STS/IV 30 mayo 1991 (Recurso 1169/1990), que «la reclamación previa, evidente privilegio de la Administración que obstaculiza el libre acceso jurisdiccional, responde a la finalidad de ofrecer a aquélla un anticipado conocimiento de la pretensión que un particular tenga decidido interponer frente a la misma, facilitándole así la emisión de una declaración de voluntad que evite el proceso o que marque para éste su línea de defensa» (STS/Social 5 diciembre 1988 [RJ 1988\9549]) y que «la función asignada a la reclamación previa administrativa, lo mismo que la atribuida a la conciliación, es la de proporcionar a la parte frente a la que se dirija, la oportunidad de una mayor reflexión sobre los hechos que originan la acción, evitando tal vez así posibles procesos, y también dar posibilidad de preparar adecuadamente la oposición» (STS/Social 9 junio 1988 [RJ 1988\5259]). QUINTO.- De la doctrina y jurisprudencia expuesta, es dable deducir que la reclamación administrativa previa, privilegio procesal de la Administración demandada, tiene dos finalidades. Una primera, esencial y prioritaria, la de poner en conocimiento del órgano administrativo el contenido y fundamento de la pretensión formulada y darle ocasión de resolver directamente el litigio, evitando así la necesidad de acudir a la jurisdicción. Una segunda, accesoria, subordinada y de más escaso relieve, la de dar a la Administración demandada la posibilidad de preparar adecuadamente la oposición. La primera de las referidas finalidades no se puede cumplir, aun cuando se interponga la reclamación previa ante el INSS y la TGSS, en la materia de Seguridad Social relativa accidentes de trabajo ahora cuestionada cuando no se pretenda frente a la Administración de la Seguridad Social la responsabilidad directa en el reconocimiento de los derechos o abono de las prestaciones reclamadas, sino simplemente el cumplimiento de sus obligaciones legales subsidiarias en caso de insolvencia y como sucesoras del extinto Fondo de Garantía de Accidentes de Trabajo o cuando se les llame al proceso por poder tener interés genérico en el mismo, ya que, como se ha indicado, la referida Administración demandada no puede resolver directamente el litigio ni evitar así la necesidad de acudir a la jurisdicción. ..//.. Sólo y exclusivamente, por consiguiente, a través de la reclamación previa en la concreta materia estudiada se cumpliría la segunda de las finalidades indicadas, la de dar a la Administración demandada la posibilidad de preparar adecuadamente la oposición. Finalidad que, por otra parte, también se logra en la LPL mediante el mayor plazo que para el señalamiento del juicio se establece en favor de las personas jurídicas públicas en el artículo 82.3 LPL . 6è. FD..- Reducida a sus estrictos límites la genérica exigencia de la interposición de la reclamación previa ante el INSS y la TGSS en la materia cuestionada, la consecuencia del incumplimiento formal de su formulación no puede ser desproporcionada en relación con el contenido esencial del artículo 24.1 de la Constitución , dado el escaso relieve del único fin a que atiende en estos casos y el hecho cierto de que ni siquiera la propia reclamación previa resulta estrictamente imprescindible para lograrlos. En consecuencia, si bien el requisito cuestionado es jurídicamente exigible mientras no se modifique el texto procesal para excluir, en su caso, su necesariedad en la materia ahora tratada, debe proclamarse, sin embargo, la flexibilidad en la interpretación de los preceptos en los que se contiene tal exigencia para tenerla por efectivamente cumplida en todos aquellos supuestos en los que la finalidad a la que responde su exigencia en esta materia se haya alcanzado aun cuando no se hubiere formalmente interpuesto la reclamación previa...."

Cinquè.- En el cas present el que reclama el demandant és l'import de les prestacions d'incapacitat temporal derivada d'accident de treball a què tenia dret per pagament delegat de l'empresari demandat, el qual va deduir la prestació de les butlletes de cotització a la Mútua demandada. El recurrent va demandar l'empresari en conciliació preprocessal prèvia, conciliació que va quedar intentada sense efecte per no comparèixer el demandat a l'acte. També consta que la Mútua demandada va abonar la prestació en pagament directe a partir de la rescissió de la relació laboral fins l'alta mèdica.

Considerem que, d'acord amb la doctrina jurisprudencial transcrita que han seguit els Tribunals Superiors de Justícia ( STSJ d'Aragó de 5 de desembre de 2005, Rec. 941/2005, o d'aquesta Sala Social del Tribunal Superior de Justícia de Catalunya de 19 de setembre de 2006, rec. 756/2004 que aplica la doctrina transcrita en cas de prestació d'incapacitat temporal derivada d'accident de treball), la manca d'interposició formal de reclamació prèvia no pot constituir un vici no reparable a posteriori que comporti la nul litat de la pretensió o obligui a retornar les actuacions al moment d'iniciar la demanda per a reparar el defecte, perquè tal com afirma el Fonament de Dret setè de la Sentència del Tribunal Suprem de 18 de març de 1997, rec. 2885 de 1996 citada, tampoc així s'aconseguiria major garantia del dret de defensa per a l'entitat col laboradora demandada.

En aquest cas concret la manca de reclamació prèvia no impedeix la finalitat que persegueix del coneixement previ de la demanda per part de les entitats demandades, perquè se'ls va donar trasllat de la demanda pel coneixement del seu contingut i controvèrsia a través de la resolució judicial de 31 de maig de 2005 admetent el seu tràmit, sense que en aquell moment processal les parts demandades oposessin defecte formal, tot i que la provisió requeria a la part recurrent que presentés l'acta de conciliació preceptiva. Després d'intervencions de l'empresari i Mútua demandada per al compliment dels requeriments judicials que consten i després de la resta de vicissituds processals, el dia 22 de juny de 20065 es va celebrar finalment la vista oral on la Mútua demandada va plantejar per primer cop i malgrat una suspensió anterior del judici, la manca de reclamació prèvia, i tot entrant sobre el fons de la controvèrsia va mantenir que la prestació reclamada era responsabilitat directa de l'empresari en el seu cas, sense perjudici d'anticipar el pagament pel principi d'automaticitat. En aquest cas havia transcorregut en excés el termini de resoldre la reclamació prèvia per part de l'entitat col laboradora si s'hagués presentat ( art. 71 LPL ), fet que obliga a tenir per complert el requisit qüestionat.

Atès que la sentència no ha entrat a resoldre sobre el fons malgrat haver-se de considerar completat el requisit de la reclamació prèvia, s'ha d'anul lar la sentència de la instància que estima la manca de requisit formal i no es pronuncia sobre el fons de la pretensió, per a què en dicti una altre on és pronunciï sobre el fons del litigi.

Sisè.- Aquesta conclusió estalvia d'entrar a examinar la invocada incongruència de la sentència per invocació de l' article núm. 215 de la Llei d'Enjudiciament Civil perquè el recurrent entén que la sentència podia pronunciar-se sobre la responsabilitat de l'empresari demandat respecte a la reclamació que se li dirigeix en la demanda.

Tal com hem afirmat citant la doctrina jurisprudencial referida, la sentència havia d'entrar a conèixer sobre el fons de la controvèrsia i pronunciar-se sobre la totalitat de la pètita. En no fer-ho ens porta a què amb la revocació de la causa formal per desestimar la pretensió plantejada pel recurrent, hem d'anul lar la sentència i reposar el procediment al moment anterior a dictar- se per a què l'òrgan judicial de la instància entri a decidir sobre el fons de la controvèrsia.

Atesos els precedents fonaments de dret i els preceptes esmentats,

DECIDIM

Estimar el recurs presentat per el demandant Sr. Santiago contra la Sentència de 24 de juliol de 2006 dictada pel Jutjat social núm. 1 de Lleida en el procediment núm. 889/2004 seguit a instància de l' esmentat recurrent contra Juan Manuel , l' INSTITUT NACIONAL DE LA SEGURETAT SOCIAL, la TRESORERIA GENERAL DE LA SEGURETAT SOCIAL i MUTUA FREMAP, la qual anul lem, i acordem reposar les actuacions al moment anterior a dictar-se sentència a fi de que l'òrgan judicial de la instància es pronunciï sobre el fons de la pretensió.

Contra aquesta sentència es pot interposar recurs de cassació per a la unificació de doctrina, que s'ha de preparar en aquesta Sala en els deu dies següents a la notificació, amb els requisits previstos als números 2 i 3 de l'article 219 de la Llei de procediment laboral .

Notifiqueu aquesta resolució a les parts i a la Fiscalia del Tribunal Superior de Justícia de Catalunya i expediu-ne un testimoniatge que quedarà unit al rotlle. Incorporeu l'original al llibre de sentències corresponent.

Així ho pronunciem, ho manem i ho signem.

PUBLICACIÓ. Avui, el/la Magistrat/ada ponent ha llegit i publicat la sentència. En dono fe.