BDB TSJ Galicia 48021/2000
Fecha: 19 de septiembre de 2000
Órgano: Tribunal Superior de Justicia de Galicia
Sala: Sala de lo Social, Sección 1
Ponente: JOSE ELIAS LOPEZ PAZ
Sentencia: no disponible
Recurso: 2056 / 1997
Rollo: 2056 / 1997
Resumen:
Reconocimiento de prestaciones por incapacidad temporal. Se alega que existen descubiertos en la cotizaciones empresariales suficientes para generar la responsabilidad directa de la empresa; y que en casos como el enjuiciado la Mutua no debe ser condenada a anticipar, por el simple hecho de que ya abonó al sufrir el descuento de las cuotas, ya que el anticipo ya se produjo, apropiándose el empresario de la cantidad que correspondía al trabajador. Argumenta la parte recurrente que en orden a su responsabilidad, únicamente podrá ser condenada al anticipo del 75% de la base reguladora, pero nunca hasta el 100% de la misma, como por error entiende el juzgador de instancia, por no tratarse el 25% restante de una prestación que se derive de la LGSS y de los Reglamentos que regulan el subsidio por I.T.

La Coruña, a diecinueve septiembre de dos mil.

La Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Galicia, compuesta por los señores magistrados citados al margen y

EN NOMBRE DEL REY

ha dictado la siguiente

SENTENCIA

En el recurso de Suplicación n° 2056/97 interpuesto por MUTUA GALLEGA NUM. 201 contra la

sentencia del Juzgado de lo Social Núm. CINCO DE VIGO siendo Ponente el Ilmo. Sr. D. Ilmo. Sr. D. José Elías López Paz.

ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO.- Que según consta en autos nº 797/96 se presentó demanda por DON Jose Francisco en reclamación de ACCIDENTE siendo demandado el INSS, MUTUA GALLEGA, EMPRESA CONTRATA DE SERVICIOS ALBA MOSQUERA S.L. Y TGSS en su día se celebró acto de vista, habiéndose dictado sentencia con fecha 5 de febrero de 1997 por el Juzgado de referencia que estima la demanda.

SEGUNDO.- Que en la citada sentencia se declaran como hechos probados los siguientes: "1º).- El demandante Don Jose Francisco , con D.N.I. número NUM000 , prestó servicios para la Empresa Alba Mosquera S.L. dedicada a la Construcción, con domicilio en C/ Pasan 23 (Chapela), Redondela, desde el 16.02.95 hasta el 30.04.96, con la categoría de Oficial 3°, fontanero y estuvo en Incapacidad Temporal desde el 20 de marzo de 1996 hasta el 26.04.96, como consecuencia de un accidente laboral, al caerse un puntal encima de un dedo de la mano derecha, que le produjo fractura de falange 2ª primer dedo.- 2º) La base de cotización en el momento del accidente de trabajo era de 110.100 ptas. ó 3.670 ptas. día La Empresa tiene concertado seguro de accidente de trabajo y enfermedades profesionales con la Mutua Gallega de A.T.E.P.S.S. número 201.- 3°)La Empresa debe al trabajador por subsidio de incapacidad: 11 días de marzo (10 al 75% y 1 al 100% de la Base 31.195,26 días de abril, al 100%, 95.420.- 4º) Se intentó sin efecto acto de conciliación ante el Servicio de Mediación, Arbitraxe e Conciliación.- 5°) La Empresa tiene en descubierto el pago de cuotas de los siguiente períodos: Año 1995, septiembre, noviembre y diciembre. (En los meses de noviembre y diciembre nos computan deducciones por I.L.T).- Año 1996 Enero, febrero, marzo, abril, mayo, junio, julio, agosto. (En los meses de febrero, marzo, abril y junio nos computan deducciones por I.L.T.)".

TERCERO.- Que la parte dispositiva de la indicada resolución es del tenor literal siguiente: "Fallo: Que estimando la demanda interpuesta por Don Jose Francisco contra la empresa CONTRATA DE SERVICIOS ALBA MOSQUERA SOCIEDAD LIMITADA, MUTUA GALLEGA DE A.T.E.P.S.S. número 201, INSTITUTO NACIONAL DE LA SEGURIDAD SOCIAL y TESORERÍA GENERAL DÉ LA SEGURIDAD SOCIAL debo condenar y condeno a la MUTUA GALLEGA a que abone al actor la cantidad de CIENTO VEINTISÉIS MIL SEISCIENTAS QUINCE PESETAS (126.615.-), en concepto de subsidio de Incapacidad Temporal, como anticipo, de cuya cantidad podrá resarcirse repitiendo contra la Empresa CONTRATA DE SERVICIOS ALBA MOSQUERA S.L. como deudora directa y principal y contra el INSTITUTO NACIONAL DE LA SEGURIDAD SOCIAL y TESORERÍA GENERAL DE LA SEGURIDAD SOCIAL que respondería de forma subsidiaria de dicha cantidad.

CUARTO.- Contra dicha sentencia se interpuso recurso de Suplicación por la parte demandada siendo impugnado de contrario. Elevados los autos a este Tribunal, se dispuso el pase de los mismos al Ponente.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO.- La sentencia de instancia fue estimatoria de la pretensión del actor, encaminada al reconocimiento de prestaciones por I.T. durante el período comprendido entre el 20 de marzo de 1996 al 26 de abril también de 1996, por importe de 126.615 ptas. condenando a la Mutua Gallega de A.T.E.P.S.S. a anticipar dicho cantidad, de la cual podría resarcirse repitiendo contra la empresa "Contrata de Servicios Alba Mosquera S.L.", como deudora directa y principal y contra el INSS y la Tesorería General de la Seguridad Social como responsables subsidiarios, y frente a dicho pronunciamiento se interpone recurso por la representación letrada de la citada Mutua, articulándolo a través de cuatro motivos: Los dos primeros, por el cauce del apartado b) del art. 191 de la LPL , para interesar la revisión de los hechos declarados probados de la sentencia que se impugna, y los otros dos motivos (el tercero y el cuarto) destinados al examen de las infracciones normativas de la sentencia recurrida.

En el primer motivo de recurso la revisión pretendida se ciñe exclusivamente a la variación de la fecha del accidente, (pretendiendo que se haga constar el 21 de marzo de 1996, en vez del 20-3-96) y a la categoría profesional del trabajador demandante debiendo sustituirse la de oficial de 3ª que consta en el H.P. 1º, por la de peón. De este modo, el citado H.P. 1º debería quedar redactado así:

"El demandante D. Jose Francisco , con D.N.I. número NUM000 , prestó servicios para la empresa ALBA MOSQUERA S.L., dedicada a la construcción, con domicilio en c/ Pasan 23 (Chapela), Redondela, desde el 16.02.95 hasta el 30,04.96, con la categoría profesional de peón, y estuvo en incapacidad temporal desde el 21 de marzo de 1996 hasta el 26-04-96, como consecuencia de accidente laboral, al caerse un puntal encima de un dedo de la mano derecha, que le produjo fractura de falange 2ª primer dedo".

La Sala no acoge la modificación interesada en base a una doble consideración: a) Por un lado, porque las variaciones solicitadas se apoyan en documental que aparece contradicha por otros demandantes, así, en cuanto a la fecha del accidente, el parte extendido con tal motivo menciona como día de la semana "miércoles", y el día 20 de marzo de 1996 fue miércoles, por lo que no existe error del juzgador al tornar como fecha del siniestro el 20-3-96 fecha que también se hace constar en la demanda. Y respecto de la categoría profesional, sí bien los documentos en que se fundamenta la revisión (recibos de salarios y "TC") recogen la categoría de "peón", sin embargo, en el contrato de trabajo se hace constar que el actor fue contratado para prestar servicios de "oficial 3ª fontanero"; y b).- Por otra parte, y en cuanto a la modificación de la categoría profesional, la misma resulta intranscendente para la decisión a adoptar.

En el segundo de los motivos se solicita que al hecho quinto de la sentencia se añada un nuevo párrafo, en el que se diga lo siguiente:

"En el mes de marzo la empresa año cotiza", pero deduce de la cuota que debiera ingresar la cantidad de 24.773 ptas. para pago delegado del subsidio de I.T. por accidente de trabajo al trabajador D. Jose Francisco ; asimismo, en el mes de abril, en el que tampoco cotiza la empresa, se deduce de la cuota que debería pagar de haber cotizado la cantidad de 71.565 ptas. para abono en pago delegado del subsidio de I.T., por accidente de trabajo al demandante, D. Jose Francisco ".

Tampoco se acoge dicha revisión por la Sala, por cuanto la misma, no es decisiva, ni afecta a la cuestión litigiosa; pudiendo tener transcendencia en otro litigio distinto del presente.

SEGUNDO.- Por el cauce procesal del art. 191 c ) formula la Mutua recurrente el tercer motivo de recurso, dedicado al examen de infracciones de norma sustantivas y de la jurisprudencia. En dicho motivo, la representación letrada de la recurrente alega, en síntesis, que en este caso existen descubiertos en la cotizaciones empresariales suficientes para generar la responsabilidad directa de la empresa; y que en casos como el enjuiciado la Mutua no debe ser condenada a anticipar, por el simple hecho de que ya abonó al sufrir el descuento de las cuotas, ya que el anticipo ya se produjo, apropiándose el empresario de la cantidad que correspondía al trabajador.

El motivo no puede ser acogido, porque en el mismo se contienen una serie de alegaciones, pero no se denuncia ninguna infracción de normas sustantivas, ni tampoco doctrina jurisprudencial; y en estos supuestos, esta Sala tiene declarado (por todas sentencia de 25 de septiembre de 1999 ) que la Suplicación es un recurso de carácter extraordinario, estando circunscrita la actividad de la Sala, ineludiblemente, a la pauta marcada por el que recurre; de tal modo que solo las infracciones normativas o jurisprudenciales denunciadas pueden ser analizadas y decididas por el Tribunal, sin que éste pueda examinar la existencia de vulneraciones legales o de la jurisprudencia, aun manifiestas, no invocadas por el recurrente, salvo que por su propia entidad trascendieran, de modo claro y directo, al orden público procesal; ya que lo contrario equivaldría a la construcción "ex oficio" del recurso, cuando esta actividad está reservada, en exclusiva, a la parte; implicando todo ello infracción de lo dispuesto en los artículos 191 letra c) y 194.3 de la Ley Procesal Laboral .

Aplicando lo expuesto al caso litigioso, al no invocarse por la parte recurrente precepto positivo o doctrina jurisprudencial que pudiera haberse infringido en la resolución que impugna, la consecuencia no puede ser otra que la de proclamar la amabilidad del motivo de recurso que se examina.

TERCERO.- El cuarto y último de los motivos de recurso, por el mismo cauce procesal, se dedica a denunciar infracción de lo dispuesto en el RD 53/1980 de 11 de enero sobre cuantía de la prestación de la Incapacidad Laboral Transitoria, en relación con la Disposición 20ª de la Ley 42/1994 de 30 de diciembre , así como del art. 94,2b) de la LGSS de 1966 y demás normas concordantes. Argumenta la parte recurrente que en orden a su responsabilidad, únicamente podrá ser condenada al anticipo del 75% de la base reguladora, pero nunca hasta el 100% de la misma, como por error entiende el juzgador de instancia, por no tratarse el 25% restante de una prestación que se derive de la LGSS y de los Reglamentos que regulan el subsidio por I.T.

La censura jurídica que este motivo contiene es acogida por la Sala y, en consecuencia, a la Mutua únicamente le incumbe la responsabilidad correspondiente al 75% de la base reguladora de 3.670 ptas/día, esto es, 2.752,5 ptas/día, por los 37 días de baja resultan 101.843 ptas, ya que el 25% restante es un complemento en la prestación económica por I.T. pactado en Convenio Colectivo, y que obliga a las empresas comprendidas dentro de los ámbitos funcional, personal y territorial del mismo. Dicho complemento si bien constituye una auténtica mejora voluntaria de la Seguridad Social, sin embargo, se trata de una mejora directa a cargo de la empresa, a la que tiene derecho el trabajador pero no al amparo de ninguna norma de Seguridad Social, sino como mejora prevista en una norma paccionada y por ello, de exclusiva incumbencia para la empresa codemandada "Contrata de Servicios Alba Mosquera S.L.", a la que le resulta de aplicación por su actividad el Convenio del sector de la Construcción de la provincia de Pontevedra, cuyo artículo 39 expresamente prevée el citado complemento de prestación de I.T. para supuestos derivados de accidente de trabajo.

En consecuencia, la Mutua recurrente no debe responder del citado complemento del 25%, el cual mismo debe imputarse directamente a la empresa en virtud de convenio, lo cual comporta la estimación del motivo de recurso y la consiguiente revocación parcial de la sentencia recurrida.

Por todo ello,

FALLAMOS

Que estimando en parte el recurso de Suplicación interpuesto por la representación letrada de la MUTUA GALLEGA DE ACCIDENTES DE TRABAJO Núm. 201, contra la sentencia dictada por el Juzgado de lo Social Núm. CINCO DE VIGO, en fecha 5 de febrero de 1997 , en proceso promovido por el actor DON Jose Francisco contra la empresa CONTRATA DE SERVICIOS ALBA MOSQUERA S.L., INSS Y Tesorería General de la Seguridad Social, sobre reclamación de prestaciones por incapacidad temporal, y con revocación parcial de la misma debemos declarar y declaramos que a la MUTUA GALLEGA DE ACCIDENTES DE TRABAJO no le incumbe responsabilidad alguna en cuanto al complemento del 25% de la prestación de I.T. derivado de Convenio Colectivo, debiendo limitarse su responsabilidad a la suma de CIENTO UNA MIL OCHOCIENTAS CUARENTA Y TRES PESETAS (101.843 ptas), correspondientes al 75% de la base reguladora, y confirmando la sentencia recurrida en los restantes pronunciamientos.

De conformidad con lo dispuesto en el art. 201.3 de la LPL , se acuerda la devolución a la MUTUA GALLEGA del depósito constituido para recurrir, así como la devolución parcial de la cantidad consignada en todo lo que exceda de la cuantía anteriormente indicada.

Notifíquese esta resolución a las partes y a la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Galicia, haciéndoles saber que contra la misma, sólo cabe recurso de Casación para unificación de doctrina que se preparará por escrito ante esta Sala de lo Social, dentro de los DIEZ DÍAS siguientes a la notificación de esta sentencia y de acuerdo con lo dispuesto en los arte. 219 y siguientes de la Ley de Procedimiento Laboral y una vez firme expídase certificación para constancia en el Rollo que se archivará en este Tribunal incorporándose al correspondiente Libro de Sentencias, previa devolución de los autos al Juzgado de lo Social de procedencia.

Así por esta nuestra sentencia, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.