BDB TSJ Castilla y León (Valladolid) 48019/2000
Fecha: 27 de junio de 2000
Órgano: Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, Sede Valladolid
Sala: Sala de lo Social, Sección 1
Ponente: MANUEL MARIA BENITO LOPEZ
Sentencia: no disponible
Recurso: 1093 / 2000
Rollo: 1093 / 2000
Resumen:
Reintegro de prestaciones de incapacidad temporal. Tanto el subsidio de incapacidad temporal como el complemento de garantía le eran debidos al actor en tanto en cuanto no ceso efectivamente en la empresa hasta el 6-11-98 y aun cuando se admitiese que tal complemento no es salario sino una indemnización abonada por la entidad gestora como sustitutiva de diferencias salariales por cambio a puesto de trabajo compatible. Resulta más equitativo desde el punto de vista de la protección social descartar la devolución de prestaciones recibidas con total regularidad cuando con posterioridad a su percepción se ha producido una declaración de situación protegida de distinta naturaleza o grado que suponga una disminución de la intensidad de la acción protectora.

En Valladolid a veintisiete de Junio de dos mil

La Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, sede de Valladolid, compuesta por los Ilmos. Sres. Anteriormente citados ha dictado la siguiente:

SENTENCIA

En el Recurso de Suplicación número 1093 de 2000, interpuesto por el INSTITUTO NACIONAL DE LA SEGURIDAD SOCIAL y TESORERIA GENERAL DE LA SEGURIDAD SOCIAL contra Sentencia del Juzgado de lo Social número Dos de León, de fecha 27 de Marzo de 2.000, (autos nº 83/00 ), seguidos a virtud de demanda promovida por Gabriel contra mencionados recurrentes, sobre REINTEGRO DE PRESTACIONES, ha actuado como Ponente el Ilmo. SR. D. Manuel María Benito López.

ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO.- Con fecha 8 DE Febrero de 2.000, se presentó en el Juzgado de lo Social número Dos de León, demanda formulada por el actor en la que solicitaba se dictase sentencia en los términos que figuran en el Suplico de la misma. Admitida la demanda y celebrado el juicio, se dictó sentencia estimando referida demanda.

SEGUNDO.- En referida Sentencia y como Hechos Probados constan los siguientes ":Primero.- Por sentencia firme de este Organo de fecha 16-10-98 se declaró al actor afecto a incapacidad permanente total para su profesión habitual de picador, derivada de enfermedad común condenando al INSS y la YGSS dentro de su respectiva responsabilidad legal a que le abonarán pensión vitalicia en cuantía del 55% de la base reguladora mensual de 306.317 ptas., con efectos iniciales de 27-3- 98. Segundo.- A pesar de lo anterior el actor cesó efectivamente en su empresa el 6-11-94. Habiendo estado en situación de I.T. percibiendo el subsidio correspondiente por el periodo 19-3-98 al 24-6-98 y en actividad laboral del 25-6-98 al 6-11-98. Tercero.- Como quiera que durante dichos periodos se le abonara en razón de la sentencia antedicha pensión de Incapacidad permanente total por parte del INSS se dictó Resolución que constan a los folios 22 y 23, que es la que se impugna, por la que se le reclama por concepto de I.T. percibida simultáneamente con la percibida por incapacidad permanente total la cantidad de 696.039 ptas y como complemento del salario garantizado por silicosis por el periodo de actividad al que hemos hecho referencia la cantidad de 484.944 ptas lo que hace un total de 1.180.983 Ptas ninguno de cuyos datos aritméticos ha sido cuestionado. El actor y por el periodo de actividad laboral antedicho al ser silicitico de primer grado percibió como salario garantizado previsto en el art. 45.9 del Reglamento de enfermedades Profesionales de 9-5-62 , la cantidad que se reclama. Asimismo también percibió el subsidio interesado. Cuarto.- Agotada la vía previa se interpuso demanda el 8-2- 2000".

TERCERO.- Interpuesto Recurso de Suplicación contra dicha Sentencia por las entidades demandadas, fue impugnado el actor. Elevados los autos a esta Sala se designó Ponente, acordándose la participación a las partes de tal designación.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO.- El actor estuvo afiliado al régimen especial de la minería del carbón, prestando servicios con la categoría de picador, fue declarado afecto de silicosis de primer grado sin enfermedad intercurrente y trasladado a puesto compatible con su estado, pasando a percibir hasta octubre del 98 el complemento garantizado establecido en el art. 45.9 del Reglamento de Enfermedades Profesionales de 9-5-62 . Durante los meses de marzo a junio del 98 estuvo de baja laboral, percibiendo el correspondiente subsidio de incapacidad temporal por enfermedad común con cargo al Inss. Por sentencia del Juzgado de lo Social Dos de los de León de 16-10-98 fue declarado invalido total por enfermedad común, con efectos económicos desde el 27-3-98, abonándole la entidad gestora, en ejecución de la misma, la prestación correspondiente a tal situación desde aquella fecha, percibiendo el beneficiario en el mismo periodo, al no cesar efectivamente en la empresa hasta el 6-11-98, la cantidad de 696.039 ptas por incapacidad temporal y de 484.944 ptas por complemento de silicosis, en total 1.180.983 ptas., cuyo reintegro le es solicitado por el ente gestor. La sentencia de instancia estimo la demanda, dejando sin efecto la resolución del Inss de 10-8-99, y frente a tal decisión recurre el precitado Instituto y la TGSS, articulando dos motivos de censura jurídica que denuncian, de una parte, infracción del art. 137.4 en relación con los arts. 128 y 122.1 de la Ley de seguridad social , art. 13 de la Orden de 3-4.-73 y doctrina legal que identifica, y de otra, infracción del art. 137.4 y 122.1 de la Ley de seguridad social y art. 13 de la Orden de 3-4-73 en relación con el art. 45.9 de la Orden de 9-5- 62 , 1. 1 de la Orden de 30-4-77 y 26 del Estatuto de los Trabajadores.

SEGUNDO.- Uno y otro motivo, aun con distinto fundamento, parten de una misma premisa cual es el error de la entidad gestora al abonar en el mismo periodo prestaciones que entiende claramente incompatibles. Más lo primero que se advierte, y nadie discute, es que tanto el subsidio de incapacidad temporal como el complemento de garantía le eran debidos al actor en tanto en cuanto no ceso efectivamente en la empresa hasta el 6-11-98 y aun cuando se admitiese que tal complemento no es salario sino una indemnización abonada por la entidad gestora como sustitutiva de diferencias salariales por cambio a puesto de trabajo compatible, STS de 19-4-86 , así como que las dolencias que dieron lugar a la baja por incapacidad temporal, que no constan acreditadas en el expediente administrativo, pudieran ser las mismas o similares que las que a posteriori determinaron la invalidez permanente, y por ende resultara incompatible el percibo de tales prestaciones con la de invalidez permanente en el mismo periodo, no resultando ciertamente de aplicación al caso las SSTS de 29-9-95 y 10-6-97 en cuanto referidas a pensionistas que continuaron prestando servicios con posterioridad al reconocimiento de la invalidez total, sin embargo ello no puede llevarnos a dejar sin efecto unas contraprestaciones que el actor tiene ganadas con su prestación de trabajo, siendo doctrina unificada, SSTS de 1 de Marzo, 5 de Junio y 16 de Julio de 1.997 entre otras, la que señala que resulta más equitativo desde el punto de vista de la protección social descartar la devolución de prestaciones recibidas con total regularidad cuando con posterioridad a su percepción se ha producido una declaración de situación protegida de distinta naturaleza o grado que suponga una disminución de la intensidad de la acción protectora, criterio que inspira el art. 131.bis 1 LGSS , y el art. 10.2 de la OM de 13-10-67 lo que podría cuestionarse, más queda fuera del objeto de este pleito, es la fecha de efectos de la invalidez reconocida, pero la retroacción en ningún caso puede debilitar el grado de protección de que ha gozado el beneficiario, cuando, y como aquí es obvio, la invalidez que se retrotrae le proporciona beneficios inferiores que los disfrutados hasta entonces. Por ello, y aún atendiendo a distintas razones de las esgrimidas por el juzgador de instancia, procede confirmar su pronunciamiento, con el correlativo rechazo del recurso.

Por lo expuesto y

EN NOMBRE DEL REY

FALLAMOS

Que desestimando el recurso de suplicación formulado por el INSS y la TGSS contra la sentencia dictada en fecha 27 de Marzo de 2.000 por el Juzgado de lo Social número Dos de los de León, recaída en autos nº 83/00 seguidos a virtud de demanda promovida por Gabriel contra precitadas recurrentes, sobre REINTEGRO DE PRESTACIONES, debemos confirmar y confirmamos el Fallo de instancia.

Notifíquese la presente a las partes y a la Fiscalía de este Tribunal Superior de Justicia en su sede de esta capital. Para su unión al rollo de su razón, líbrese la correspondiente certificación, incorporándose su original al libro de Sentencias.

Firme que sea esta sentencia, devuélvanse los autos, junto con la certificación de aquélla, al Juzgado de procedencia para su ejecución.

Así lo pronunciamos, mandamos y firmamos.

PUBLICACION.- En la misma fecha fue leída y publicada la anterior Sentencia por el Ilmo. Sr. Magistrado Ponente, celebrando Audiencia Pública en esta Sala de lo Social. Doy fe.