BDB TSJ Aragón 48020/2000
Fecha: 18 de septiembre de 2000
Órgano: Tribunal Superior de Justicia de Aragón
Sala: Sala de lo Social, Sección 1
Ponente: CARLOS BERMUDEZ RODRIGUEZ
Sentencia: 866 / 2000
Recurso: 573 / 2000
Rollo: 573 / 2000
Resumen:
Prestación por desempleo. Se alega infracción del artículo 209.1 del Texto Refundido de la Ley General de la Seguridad Social (Real Decreto Legislativo 1/1994, de 20 de junio), en relación con el 131 bis, núm. 3, del mismo texto legal. Plazo para solicitar la prestación. En el caso de la invalidez parcial, el alta médica conlleva esa aptitud y no existe aquel periodo intermedio.

En Zaragoza, a dieciocho de Septiembre de dos mil

La Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Aragón, compuesta por los Sres. indicados al margen y presidida por el primero de ellos, pronuncia en nombre del REY est

SENTENCIA

En el Recurso de Suplicación núm. 573 de 2000 (Autos núm. 264/2000), interpuesto por la parte demandante D. Guillermo o, contra la sentencia dictada por el Juzgado de lo Social número 1 de Zaragoza, de fecha, 17 de mayo de 2000, siendo demandado el INSTITUTO NACIONAL DE EMPLEO, sobre Prestación por Desempleo. Ha sido ponente el Ilmo. Sr. D. CARLOS BERMÚDEZ RODRÍGUEZ

ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO.- Según consta en autos, se presentó demanda por D. Guillermo o, contra el Instituto Nacional de Empleo, sobre Prestación por Desempleo, y en su día se celebró el acto de la vista, habiéndose dictado sentencia por el Juzgado de lo Social número 1 de Zaragoza, de fecha 17 de mayo de 2000, siendo el fallo del tenor literal siguiente

"Que debo desestimar y desestimo en todas sus partes la demanda presentada por Guillermo o contra el Instituto Nacional de Empleo, y en su consecuencia debo absolver y absuelvo a la Entidad Gestora demandada de cuantos pedimentos contra ella han sido deducidos.

SEGUNDO.- En la citada sentencia y como hechos probados se declararon los del siguiente tenor literal

"a) Guillermo o sufrió accidente de trabajo en 22.4.1998, mientras prestaba servicios para la empresa Estructuras Aragón S.A., estando afiliado y en alta era el Régimen General de la Seguridad Social, cotizando por todas contingencias incluida la de desempleo

b) Causó baja médica en la misma fecha del accidente, situación en la que se mala tuvo hasta 7.6.1999, habiendo percibido durante dicho periodo el correspondiente subsidio derivado de situación de incapacidad temporal.

c) Como consecuencia de la existencia de lesiones residuales el Instituto Nacional de la Seguridad Social incoó expediente de evaluación n° NUM000 0 en el que, con fecha de salida, 28.9.1999 se le declaró en situación de incapacidad permanente parcial para su profesión habitual

d) En 7.10.1999 solicitó prestación por desempleo y era 1.12.1999 por el Instituto Nacional de la Seguridad Social se dictó resolución desestimando la reclamación previa interpuesta contra la resolución que le declaraba en situación de incapacidad permanente parcial para su profesión habitual

e) En 4.2.2000 la Dirección Provincial del Instituto Nacional de Empleo dictó resolución en la que se le reconocía derecho al percibo de prestación de desempleo dándole por perdidos 119 días al haber presentado fuera de plazo la solicitud

f) Interpuesta reclamación previa fue desestimada"

TERCERO.- Contra dicha sentencia se interpuso recurso de suplicación por la parte demandante, no siendo impugnado dicho escrito

FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO.- Al amparo del artículo 191.c) del Texto Refundido de la Ley de Procedimiento Laboral (Real Decreto Legislativo 2/1995, de 7 de abril), invoca la parte demandante en su recurso la infracción del artículo 209.1 del Texto Refundido de la Ley General de la Seguridad Social (Real Decreto Legislativo 1/1994, de 20 de junio), en relación con el 131 bis, núm. 3, del mismo texto legal, como preceptos legales atinentes al fondo del litigio planteado. Puesto que este último precepto dispone que cuando la extinción de la situación de incapacidad temporal se produzca por alta médica con propuesta de invalidez permanente, los efectos de aquélla se prorrogarán hasta la calificación de la invalidez, momento en que se iniciarán las prestaciones económicas de ésta, argumenta la recurrente sobre la vulneración de dicha norma en el presente caso, habida cuenta de que el alta médica del actor se produjo el 7.6.1999 y la declaración de invalidez permanente parcial por parte del INSS el 28.9.1999, no siendo sino a partir de esta última fecha cuando, a su juicio, cabe referir la posibilidad por parte del demandante de solicitar la prestación de desempleo, de suerte que, reclamada la misma el 7.10.1999, la petición no es extemporánea, como resolvió la Gestora y ratifica el Juzgado, sino acomodada al plazo de 15 días a contar desde la situación legal de desempleo a que se refiere el primero de los artículos citados

SEGUNDO.- Sin embargo, la inaplicabilidad al presente caso del artículo 131 bis es patente, dado que se refiere a situaciones de invalidez permanente total o absoluta, de pago periódico, y no a la parcial, de pago único. Así resulta del propio texto legal, cuya finalidad no es otra que salvar el vacío prestacional que pudiera producirse en el tránsito temporal de la incapacidad temporal que se extingue por alta médica a la declaración de invalidez, unidas ambas situaciones por la continuidad que supone la falta de aptitud para el trabajo del interesado, en cuyo beneficio se comparan las respectivas prestaciones para, en su caso, prolongar el abono de la primera. En el caso de la invalidez parcial, el alta médica conlleva esa aptitud y no existe aquel periodo intermedio

Consiguientemente, el plazo de quince días de que disponía el actor comenzó a raíz de su alta médica, por lo que la reducción prestacional del acuerdo administrativo impugnado es ajustada a lo que ordena el artículo 209.2 de la Ley y la sentencia que así lo entiende merece ser confirmada

En atención a lo expuesto

FALLAMOS

Desestimamos el recurso de suplicación núm. 573 de 2000, ya identificado antes y, en consecuencia, confirmamos la sentencia recurrida

Así, por esta nuestra sentencia, lo pronunciamos, mandamos y firmamos