BDB AP Valencia 16038/2002
Fecha: 29 de mayo de 2002
Órgano: Audiencia Provincial de Valencia
Sala: Sala de lo Civil, Sección 6
Ponente: MARIA MESTRE RAMOS
Sentencia: 354 / 2002
Recurso: no disponible
Rollo: 58 / 2002
Resumen:
Protección de derechos reales. Pretensión de demolición y derribo de obra. Que la edificación existente sobre la propiedad del actor debe ser declarada obra ilegítima y perturbadora del derecho que sobre la superficie tiene el demandante sobre su propiedad.

En la ciudad de Valencia a veintinueve de mayo del año dos mil dos.

La Sección Sexta de la Audiencia Provincial de Valencia, integrada por los Iltmos. Sres. Magistrados anotados al margen, siendo ponente María Mestre Ramos, ha visto el presente recurso de apelación interpuesto contra la Sentencia de fecha 18 de octubre de 2.001 dictada en AUTOS DE JUICIO VERBAL 637 /01 tramitados por el Juzgado de Primera Instancia Tres de los de Valencia.

Han sido parte en el recurso, como APELANTE DON P.J.C.P. representada por el Procurador de los Tribunales DOÑA ESPERANZA DE OCA ROS asistida del Letrado DON EMILIO ENGUIX RODRIGUEZ ; y como APELADA DON G.A.S.D. representada por el procurador de los Tribunales DOÑA CRISTINA LITAGO LLEDO asistida del Letrado DOÑA MATILDE HERNANDEZ NIETO.

Antecedentes de Hecho

PRIMERO.- La Sentencia de fecha 16 de octubre de 2.001 contiene el siguiente Fallo: "Que estimando la oposición formulada por D. G.A.S.D., representado por la Procuradora Sra. Litago Lledó, frente a la demanda de protección del derecho real inscrito interpuesta por el Procurador Dª Esperanza De Oca Ros, en representación de P.J.C.P., debo absolver y absuelvo a la parte demandada de la pretensión declarativa y de condena a la demolición y derribo de obra contenida en la demanda con imposición de costas a la parte actora."

SEGUNDO.- La Sentencia dictada estableció que en la demanda se ejercita acción para obtener con carácter sumario, conforme al procedimiento especial para la protección de los derechos reales inscritos prevenido en el art. 250-1-7º de la LEC, el reconocimiento en favor del actor de un derecho de superficie sobre la propiedad del solar sito en la C/ XXX nº 160 de Valencia, derecho que entiende perturbado por el demandado, titular del inmueble , sito en C/ XXX Nº167 con el que comparte medianera, que carece de titulo que legitima tal perturbación, consistiendo ésta, en que sobre una habitación propiedad del actor, el demandado sin titulo, construyó alrededor de 1997, 1998 otro habitáculo, perturbando el derecho que sobre la superficie (vuelo)tiene el actor, solicitando el derribo o demolición de la obra inconsentida, que fue presupuestada en 278.768 ptas, fijando como caución la de 380.321 ptas.

La parte demandada, tras prestar la caución, formula oposición en base al artículo 444-2-apartado segundo y subsidiariamente 3º, con base en que la habitación destinada a cocina, objeto de esta litis, se construyo con mucha anterioridad y pertenencia a los anteriores titulares, teniendo una antigüedad superior a 50 años, habiendo realizado el demandado recientemente trabajos de rehabilitación y remodelación, demostrando su titularidad por las escrituras, o por prescripción adquisitiva dada la posesión de buena fe, justo título, publica y pacíficamente , negándose el carácter de obra nueva.

El procedimiento regulado en el art. 250-1-7 NLEC tiende a otorgar la tutela sumaria y rápida a los titulares de derechos reales inscritos en el Registro de la propiedad , demandando su efectividad, ejercitando la acción registral, frente a quienes se oponga a ellos o perturben sus ejercicio sin disponer de título inscrito que legitime la oposición o perturbación, no siendo mas que un trasunto del antiguo artículo 41 de la Ley Hipotecaria. Siendo relevante no la existencia del derecho real sino su inscripción registral.

La demanda no cabe ser acogida, estimándose la oposición formulada en base al artículo 444 apartado 2º de la LEC.

No consta que el actor, que esgrime como titulo su certificación registral y consiguientemente su escritura de compraventa de 12-0-95, sea propietario o titular de la nueva edificación que se indica construida por el demandado, sin que, registralmente, conste que sea titular de la misma, ni del derecho de vuelo o superficie que invoca, figurando en la escritura referencia a "planta baja" y sin que conste su medida en el titulo anterior, pero de reciente medición ha resultado tener 105 metros cuadrados así como en el Registro de la Propiedad, siendo revelador el propio interrogatorio del actor, donde reconoció que compro una casa que constaba de planta baja y buhardilla, aunque esta última no estaba escriturada, si bien consta en el catastro.

Tampoco ayuda a la pretensión de la actora la no aportación completa de la documental que se le requirió, al faltar diversos planos, licencias y mediciones, puestos de manifiesto por la parte demandada (art. 319, 217 LEC en relación con el privativo de facilidad probatoria).

Con independencia de lo anterior, indica la parte actora que el demandado construyo una obra nueva alrededor de 1997, 1998 encima de su habitación radicada en planta baja, pero indica que al tiempo de su adquisición en 1995 ya existía la obra perturbadora, por lo que se cuestiona la alegación de obra nueva. También es relevante que en el plano aportado ante el Ayuntamiento y aportado por la actora figure escrito la expresión "edificación ajena" y que se dice fue puesto por su propio letrado. Así mismo debe recordarse que este procedimiento no es idóneo en supuestos de indeterminación de linderos y mediciones si no hay absoluta claridad.

Además cabe entender acreditado que la parte demandada viene poseyendo la porción discutida por relaciones jurídicas derivadas de los titulares anteriores, cuando la venta de 30-3-94 dice que es de un piso alto con porche, y aunque presenta ambigüedades es un titulo hábil. Han resultado esclarecedoras las testificales de la vendedora, Sra.. D., del Sr. D. de la Sra. O. manifestando la existencia de la cocina.

Por todo ello, a los meros efectos de este proceso, existió una obra, de rehabilitación y remodelación, sin que fuera obra nueva según el Sr. R. que ayudo al demandado a realizarla.

Cabe estimar la oposición, y a mayor abundamiento, cabría estimar la prescripción adquisitiva conforme al artículo 1957 del Código Civil al poseer en concepto de dueño, existir justo titulo, durante mas de 10 años, requisitos que salvo el temporal no fueron cuestionados por la parte actora. Así mismo el actor conoció o pudo conocer que la porción de terreno estaba poseída de hecho y a título de dueño por persona distinta del transmitente (art. 36 Ley Hipotecaria).

Imponiéndose las costas a la parte actora.

TERCERO.- Notificada la sentencia, DON P.J.C.P. interpuso recurso de apelación alegando en primer lugar por haber sido admitida la prueba documental pericial presentada por la demandada cuando constan datos de carácter personal y patrimonial obtenido sin autorización judicial ni de la actora ante el Ayuntamiento de Valencia, prevaliéndose de la condición de arquitecto(artículo 11-1 LOPJ y 287 LEC); en segundo lugar, la escritura del demandado como dice el Juzgador tiene términos ambiguos, careciendo por tanto de título suficiente. No pudiéndose estimar la prescripción en cuanto que la fecha de inicio ni tan siquiera ha sido planteada por la demandada; en tercer lugar, no es procedente declarar la contradicción en el actor de la calificación de obra nueva, cuando el demandado ignora el año de construcción, y respecto a la expresión "obra ajena" no comprendemos como puede servir de elemento formador de la voluntad; en cuarto lugar, la expresión "piso alto con porche" no puede justificar la estimación de la oposición , pues porche dista de ser cocina y que de la escritura se desprenda que sea cocina; en quinto lugar, se alega error en la valoración de la prueba testifical; en sexto lugar, de la pericial practicada a instancia de la actora se desprende que no solo el suelo sino las paredes arcos y techumbre son nuevos. Las costas deben ser impuestas al demandado.

Solicitando se dicte sentencia estimando el recurso y estimando íntegramente la demanda, con imposición de costas a la parte demandada.

CUARTO.- El Juzgado dio traslado a la otra parte, DON G.A.S.D. presentó escrito de oposición al recurso de apelación interpuesto alegando su total oposición a la alegación de infracción del artículo 11-1 LOPJ y 287 LEC cuando ello no es procedente en estos autos y cuando el testigo-perito manifestó que se lo facilito el Ayuntamiento, así mismo el actor solo aporto un plano de la totalidad de los requeridos sin alegar el impedimento. Así mismo se debe de destacar que el demandado se encuentra apoyado por título debidamente inscrito que aunque habla de piso alto con porche no describe las dependencias , pero ello no significa que careciera de cocina, así las testificales son del todo esclarecedoras, también amparado en su propiedad por la prescripción adquisitiva, cuando consta acreditado que la cocina existía en una antigüedad de más de diez años(SAP Sevilla 25-febrero-1981), la cocina existía habiendo sido rehabilitada, así ha quedado acreditado de las testificales, los que vivieron y el que el que realizo la obra de rehabilitación, sin que la prueba de la parte contraria aporte nada en claro. Las fincas de los litigantes tienen mas de 90 años y siendo una después fueron divididas. Referencia a la expresión "edificación ajena" en el plano aportado por el actor. El actor no ha demostrado la tenencia de los requisitos necesarios para la prosperabilidad de la acción.

Solicitándose se desestimara el recurso y se mantuviera la resolución recurrida con imposición de costas al actor.

QUINTO.- Las pruebas que se han practicado en primera instancia y que son objeto de nueva valoración por el Tribunal han sido:

1.-Certificación registral finca 15.413.folios 8 al 13.

2.-plano de superficie de la parcela, proyecto basico de vivienda unifamiliar del demandante.Foliso 14-15.

3.-Nota simple informativa de la finca registral 14.650.Folio 16.

4.-Acta de presencia.folios 17 al 21.

5.-Fotografías del inmueble litigioso.Folio 22-23.

6.-Presupuesto derribo cuerpo anexo interior.Folios 24 al 31.

7.-Acta de notificacion y requerimiento a instancia del actor.folios 32 al 36.

8.-Informe pericial presentado por la parte demandada.Folios 80 al 98.

9.-Fotografias.folio 102.

10.-plano sobre proyecto basico a realizar por el actor.Folio 103.

11.-Testimonio del expediente existente en el Ayuntamiento de Valencia por licencia solicitada por el actor.Folios 105 al 166.

12.-Interrogatorio de DON P.J.C.P..

13.-Interrogatorio de DON G.A.S.D..

14.-Testifical:

-DOÑA V D..

-DON A D..

-DOÑA C O..

-DON F.R.M.

-DON P.R..

-DOÑA V.I.

-DON V.M.

SEXTO.- Recibidos los autos por este Tribunal, no fue propuesta prueba, y se señaló el día 16 de mayo de 2.002 para deliberación y votación, que se verifico quedando seguidamente para dictar resolución.

SEPTIMO.- Se han observado las prescripciones legales.

Fundamentos de Derecho

Se aceptan los fundamentos de derecho de la resolución apelada en lo que no se opongan a los contenidos en esta .

PRIMERO.- La cuestión planteada por la parte apelante en virtud del recurso de apelación contra la sentencia dictada en primera instancia se concreta en resolver respecto de la impugnación formulada por la parte en cuanto a la admisión de la prueba documental propuesta por la parte demandada-apelada en cuanto vulnera el artículo 11-1 LOPJ y 287 LEC, y en segundo lugar, si procede declarar que la edificación existente sobre la propiedad del actor debe ser declarada obra ilegítima y perturbadora del derecho que sobre la superficie tiene el demandante sobre su propiedad y si como consecuencia de tal declaración se ordena la demolición y derribo.

SEGUNDO.- En cuanto al primer motivo del recurso de apelación , debemos de partir de mencionar el contenido de los preceptos legales que se dice han sido infringidos por el Juzgador de Instancia cuando en su momento declaro pertinente la prueba documental en cuanto constan datos de carácter personal y patrimonial obtenidos sin autorización judicial ni de la actora ante el Ayuntamiento de Valencia.

El artículo 11-1 de la Ley Orgánica del Poder Judicial nos dice:

"En todo tipo de procedimiento se respetarán las reglas de la buena fe. No surtirán efecto las pruebas obtenidas, directa o indirectamente, violentando los derechos o libertades fundamentales"

El artículo 287 de la Ley de Enjuiciamiento Civil nos dice:

"1.- Cuando alguna de las partes entendiera que en la obtención u origen de alguna prueba admitida se han vulnerado derechos fundamentales habrá de alegarlo de inmediato, con traslado , en su caso, a las demás partes.

Sobre esta cuestión, que también podrá ser suscitada de oficio por el Tribunal, se resolverá en el acto del juicio o, si se tratase de juicios verbales, al comienzo de la vista, antes de que dé comienzo la práctica de la prueba. A tal efecto, se oirá a las partes, y en su caso, se practicarán las pruebas pertinentes y útiles que se propongan en el acto sobre el concreto extremo de la referida ilicitud..."

De un estudio detallado de la prueba documental, objeto de la pretendida declaración de ilicitud en su obtención, se debe de resolver que no constan practicadas en el procedimiento como prevé el artículo 287 Lec las pruebas necesarias que lleven a la Sala a la convicción de que dicha prueba documental fue obtenida de manera ilícita por la parte demandada-apelada. Dado que lo que ha quedado acreditado es que la información que respecto del demandante consta en los documentos fue facilitada por el Ayuntamiento de Valencia en base los archivos del mismo, que desde luego tiene el carácter de públicos, y como tal fueron dadas las informaciones, se considera que ninguna ilicitud ha cometido la parte demandada que acudió a un organismo público y éste le facilito la información.

TERCERO.- Entrando a conocer de la cuestión de fondo, la Sala en virtud de la función revisora que le atribuye la apelación, teniendo en cuenta las alegaciones de las partes manifestadas en primera instancia y en los escritos de interposición y oposición al recurso de apelación, así como de los fundamentos de derecho contenidos en la Sentencia de Primera Instancia que se dan por reproducidos por ser acertados para resolver la cuestión que nos ocupa , así como de la valoración de la prueba practicada considera que debe ser desestimado el recurso de apelación interpuesto por Don P.J.C.P. contra la Sentencia de fecha 16 de octubre de 2.001.

Queda concretada la cuestión de fondo en que el actor, Sr. C.P. solicita que se declare que él mismo es propietario de la parte superior del inmueble, sito en Valencia C/ XXX nº 160, por ser de su propiedad el derecho de vuelo, y constituir una construcción nueva la edificación sita en dicha parte superior, construcción nueva que se dice realizada por el demandado-apelado, Sr. S.D..

Y ante dicha pretendida declaración de perturbación de su propiedad, la Sala debe desestimarla dado que del resultado de las pruebas practicadas queda acreditado no solo que el demandado no procedió a construir una nueva edificación sobre la parte superior del inmueble del actor, sino que no ha quedado acreditada la propiedad del actor sobre dicha parte superior.

Claro es que del propio titulo de propiedad del actor(certificación registral obrante a los folios 8 a 13 de las actuaciones) solamente el mismo ostenta el derecho de propiedad sobre "planta baja recayente a la calle XXX, hoy calle XXX..."; claro es que de la prueba testifical(testigos completamente imparciales que conocen a ciencia cierta la situación de los inmuebles en litigio desde hace muchos años)y documental queda acreditado que la obra realizada por el demandado no es una obra nueva, es decir no se produjo a edificar sobre la planta baja una nueva estancia de su vivienda sino que lo que se hizo fue rehabilitar dada la antigüedad de dicha estancia y que además dicha estancia con la ventana que se observa a existido desde siempre por lo que decae la alegación del apelante de que nos encontramos ante una nueva edificación; y claro es que de la propia documental aportada por la parte demandante, plano, se hace referencia mediante inscripción en el mismo a que el espacio hoy en litigio fue denominado "edificación ajena", inscripción importante a los efectos de quedar acreditada la creencia de la parte de que ajena y no propia era dicha edificación. Con todo ello, queda acreditado como resolvió el Juzgador de Instancia que Don G.A.S.D. posee la finca, e incluso tiene derecho a disfrutar el derecho discutido en virtud de un título válido en derecho.

CUARTO.- En materia de costas procesales, y en virtud del art. 394 en relación con el artículo 398 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, procede imponer las costas a la parte apelante.

Vistos los preceptos legales aludidos y demás de general y concordaste aplicación al caso de autos

Fallo

En atención a lo expuesto, la Sección Sexta de la Audiencia Provincial de Valencia en nombre de S.M. EL Rey y por la autoridad conferida por la Constitución aprobada por el pueblo español DECIDE

1º) Que desestima el recurso de apelación interpuesto por DON P.J.C.P..

2º) Que se confirma la Sentencia de fecha 16 de octubre de 2.001.

3º) Se imponen las costas procesales a la parte apelante.

Y, a su tiempo, con certificación literal de esta misma resolución y el oportuno oficio, devuélvanse los autos originales al Juzgado de Instancia.

Así, por esta nuestra sentencia, de la que se unirá certificación al rollo, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.